Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Sunday, October 20, 2013

A esta renuncia
a interrogarme llamo
"mis convicciones".

4 comments:

  1. Como había comentado en su día, tienen muchos de estos haikus verdadero interés, y te animo a que sigas con ellos.

    Un consejo general: hay una cierta tendencia, un poco excesiva, a la abstracción; es siempre mejor que el verso tenga, como decía Cernuda, "un asidero plástico", alguna imagen visible o, al menos, intuíble; conviene mostrar, no sólo contar. Es como ver la película, o que sólo nos la cuenten; en este segundo caso, por detallado que sea el relato, no es lo mismo.

    Y otro, más concreto: hay a veces, a mi parecer, alguna dificultad con la fluidez del ritmo, que además sería en general evitable con un poco más de cuidado. Pongo algunos ejemplos: 1) Dentro de mí / se alza, me contradice, / discrepa mi otro. En el último verso, la sinalefa necesaria es un poco forzada. Mejoraría el verso, creo, escribiendo "discrepa el otro". 2) Todo el Todo es..., digo lo mismo. ¿Es Todo el Todo? 3) No es muy largo el / trayecto que media entre... ¿No es muy largo / el trayecto que hay entre? 4) Ni siquiera es... ¿No es ni siquiera?

    En general, es mejor (a mi entender al menos) que cada unidad rítmica (cada verso) sea también una unidad de sentido (conviene por tanto evitar las terminaciones de verso en "y", "en", "entre", o similares partículas conectivas, de las que abusas un poco), y que la pausa a fin verso sea natural, no forzada.

    ReplyDelete
  2. Muchas gracias, amigo anónimo. Yo siempre he sido reacio a la métrica. Sé (lógicamente) que cuando la sílaba final del verso es aguda se cuenta una sílaba más. Pero tengo dudas con las preposiciones, conjunciones o pronombres monosílabos. Por ejemplo, en

    Sin una brújula
    ni un vulgar mapa, nos
    echan al mar

    no sé bien si el "nos" (que es palabra monosílaba y por tanto teóricamente aguda) al ir a final de verso se cuenta como dos sílabas.

    En fin, ya que estoy intentando cumplir la norma del 5-7-5 me gustaría ajustarme estrictamente a los cánones. Un abrazo.

    ReplyDelete
  3. En el ejemplo que pones no hay ningún reproche que hacer desde el punto de vista de la ortodoxia métrica; "nos", como "mar" en el verso siguiente, es monosílabo agudo y cuenta como dos sílabas. Pero: 1) lo de las dos sílabas en el caso de las terminaciones agudas, y una menos en el de las esdrújulas, no es un capricho normativo, sino algo que un oído acostumbrado al ritmo percibe como real; la identidad rítmica entre el primer y el tercer verso de tu haiku es efectiva, no producto de una norma que a nadie se le ocurra inventar. Tan efectiva es, que los letristas de canciones o los autores de coplas populares utilizan espontáneamente dichas equivalencias sin conocer la norma. 2) Lo que yo señalaba no es una cuestión de cuenta de sílabas, sino de naturalidad del verso. No se trata de cortar la frase aquí o allá porque le convenga así a nuestra idea del poema o a ninguna norma rítmica, sino que ese corte (en otras palabras, el escribir en verso, no en prosa) ha de tener un sentido acorde con lo que decimos. Cuanto más artificial parezca, tanto peor. No es cuestión de cánones, sino, vuelvo a ello, de naturalidad en la expresión y en el ritmo.

    ReplyDelete
  4. Muchas gracias por tus comentarios, y también por tu lectura. Me encanta la poesía pero nunca me había atrevido a escribirla, y menos con métrica. Es todo un descubrimiento. Saludos.

    ReplyDelete