Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Friday, January 20, 2017


Para la tenia
el mundo entero es
un intestino.

5 comments:

  1. Y encima huele fatal

    ReplyDelete
  2. No sé si eres el amigo Mailconraul. En todo caso estos comentarios humorísticos vienen muy bien para quitar solemnidad a la página. Por lo demás, no sé si la tenia (o "solitaria" -¡qué otro nombre!-) posee o no olfato. Aunque lo tenga, hay que decir que lo que a nosotros nos huele mal no tiene que oler mal a otros animales. Por ejemplo, la carne en descomposición debe olerles muy bien (y muy apetitosa) para los buitres. O eso creo.

    Un cordial saludo.

    ReplyDelete
  3. Para el intestino, la tenia es un pasajero indeseable (así que estamos hechos para importunar universos).

    ReplyDelete
  4. El parasitismo es una de las formas de vida más interesantes y fascinantes que existen. Los parásitos llegan a manipular, incluso mentalmente, el comportamiento de sus hospedadores, para adoptarlo a su propia conveniencia. También hay quien dice que el parasitismo puede ser una forma de simbiosis, al menos en algunos casos: A fin de cuentas, al parásito no suele convenirle la muerte de su "casero". Sugiero leer sobre ello.

    Saludos muy cordiales.

    ReplyDelete
  5. Escribí "adoptarlo". Quería decir "adaptarlo", "adecuarlo".

    ReplyDelete