Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Friday, August 31, 2018


De pronto Darwin
vio en el espejo un mono
que se afeitaba.


3 comments:

  1. Con frecuencia los sentidos nos engañan. Por ello, cada quien debe ver con sus propios ojos y no con los ojos de los demás.

    ReplyDelete
  2. De pronto el mono vio a un colega con menos pelo que hacía lo mismo que él.

    ReplyDelete
  3. Lo que dices de los sentidos es verdad, Roberto, pero creo que lo raro es que hasta Darwin nadie se apercibiese.

    Amiga Cuqui:

    En el espejo
    un simio nos saluda
    cada mañana.

    ReplyDelete