Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Saturday, November 12, 2016


Habremos de irnos
sin saber para qué
fuimos traídos.

5 comments:

  1. ¿Irnos del supermercado sin recaer en la compra y en la complejidad de las cajeras?

    ReplyDelete
  2. Pero ¿para qué entramos en este Carrefour? (De eso se trata.)

    ReplyDelete
  3. Nos hicieron con la ingente necesidad que se transforma en mercancía. ¿Por qué al por mayor? Por la facilidad y la comodidad de los botines y porque en nuestro corazón, rojo furcia, hay un lugar para los desperdicios, la caducidad y la especulación.
    Tal vez el planteamiento no sea el correcto: a pesar de qué fuimos traídos.
    Si no existe ninguna finalidad en esta absurda permanencia, estamos condenados igualmente a permanecer y perecer dotando a la nada con la carga de nuestros significados. De todas formas, la misma programación de nuestros genes implica un sentido y un propósito.

    ReplyDelete
  4. A algún científico le he leído que aparentemente la naturaleza camina a tientas, sin algo parecido a una meta o un fin. Pero, como ya he dicho otra vez, "meta" o "fin" son conceptos humanos, que fuera de nuestras pobres mentes pueden significar otra cosa.

    ReplyDelete
  5. A tientas debe ser una ecuación que da forma a la complejidad...

    ReplyDelete