Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Wednesday, November 14, 2018


La antitarea,
la contralabor de
desrecordar.

6 comments:

  1. El olvido no es que algo se borre en la memoria,
    el olvido te ocupa todo el tiempo, a la hora del trabajo o del aseo, cuando comes o rezas no te olvidas de olvidar.
    nadie repite, no hay regresos, lo sabemos, pero no descanso de olvidarte,
    me gasto cada noche entera contigo, olvidándote. Tú bien lejos y yo aquí contigo.
    Te expulso de mí, te exorcizo, te llamo a cada segundo para que salgas de mi alma, para que tu fantasma no me anule.
    Ah, nuestros momentos de dicha quedan demasiado lejos y ya no me justifican los insomnios de este olvido minucioso.
    Se me va un día entero olvidando cada minuto de nosotros.

    (DARÍO JARAMILLO)

    ReplyDelete
  2. La antitarea del desrecordar es encontrar la cura de la Enfermedad de Alzheimer. Sin tal transtorno siempre habrá recuerdos, gracias a Dios.

    ReplyDelete
  3. La voluntad no gobierna en la memoria. Tampoco en otras cosas (en el corazón, por ejemplo). No sabemos bien por qué. Tampoco sabemos si sería mejor de otra manera.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pero la memoria si ayuda - y mucho - al ejercer la voluntad. Nos recuerda si lo que hacemos está bien o está mal. Y así tomar las decisiones más sabias y más útiles.

      Delete
    2. También con voluntad desarrollamos y fortalecemos la memoria, cuando esta, presenta trastornos leves o severos.

      Delete
  4. Con ahínco (por Rafael Baldaya)

    ----

    te olvidaré por la avenida en medio del atasco
    en la caja del súper
    subiendo la escalera
    te olvidaré cada minuto cada segundo de manera incesante
    te olvidaré sin tregua ni paréntesis
    durante el desayuno
    mientras voy al trabajo
    a la hora de cenar
    te olvidaré con tesón con ahínco
    sin parar un momento
    a todas horas y en todos los lugares
    contumazmente disciplinadamente
    con mi mente sumisa y mi corazón dócil que van a obedecerme
    que sin ningún reparo ni queja ni fisura harán lo que les mande
    cuando me esté duchando
    de vuelta a casa en taxi
    al ponerme el pijama
    te borraré y echaré del recuerdo
    te olvidaré

    ReplyDelete