Cada palabra
corre el riesgo de ser
ésa que sobra.

Thursday, November 15, 2018


Sólo podemos
olvidar al descuido,
sin darnos cuenta.

6 comments:

  1. Se me olvidó que te olvidé...

    ReplyDelete
  2. Si el descuido es un "mal pasado", lo mejor que puede ocurrir, es dejarlo olvidado...por siempre...y fundamentalmente si se trata de un pasado que duele.

    ReplyDelete
  3. Olvidar es higiénico,

    es un limpiador mágico:


    lava heridas profundas,

    arranca viejas costras,

    borra manchas mugrientas,

    retira los escombros,

    lleva el hierro oxidado a plantas de residuos,

    saca restos de hollín,

    desfonda pozos ciegos,

    desatasca desagües,


    te remoza,

    ReplyDelete
  4. (Lo siento, no salió entero. )

    ReplyDelete
  5. No olvidamos. Son las cosas (ELLAS: sujeto) las que "se NOS*" olvidan.

    *: las que se olvidan A NOSOTROS.

    "Las cosas (sujeto activo) son olvidadas por nosotros (sujeto paciente)"

    Así al menos se decía en la gramática de mi infantil enciclopedia, y es revelador.

    Nosotros somos el sujeto PASIVO del olvido.

    ReplyDelete
  6. O sea:

    No tiramos las cosas. Son las cosas, que SE NOS caen.

    No perdemos las cosas. Son las cosas, que SE NOS pierden.

    No olvidamos las cosas. Son ellas, las cosas, quienes SE NOS olvidan.

    ReplyDelete